El stress es el estado de alerta de nuestro metabolismo llevado a su máxima expresión, es la situación de supervivencia natural de las células.

Antiguamente el stress se producía cuando el ser humano no comía o cuando estaba en peligro por algún depredador, era un stress puntual y que al cabo de unas horas desaparecía para volver al estado normal.

Hoy en día, el stress es algo que nos rodea continuamente, y más aún en épocas de crisis y en sociedades donde «el miedo» se nos inculca desde pequeños: el miedo a no ser tan listo o bueno en actividades, el miedo a no tener trabajo, el miedo a no ser aceptado, el miedo a no ser querido, el miedo a que nos despedidan,…

Metabólicamente el stress lo que produce es un aumento de metabolismo celular, un aumento energético (en situaciones de supervivencia si fueras atacado tienes las dos opciones de huir o enfrentarte, y para ello el aumento de enrgía es necesario), que se traduce habitualmente en contracciones musculares, aumento de desechos metabólicos, aumento de irrigación sanguínea…

En esos procesos prolongados por un corto período de tiempo, el cuerpo tiende a la homeostasis (reequilibrarse), lo que ocurre es que hoy en día esta sociedad de los miedos, produce un stress prolongado, con lo que la homeostasis acaba por durar mucho o por no llegar en ningún momento por un sobreestímulo de stress. Gaficamente, no es lo mismo correr 100metros todos los días que una maratón, el tiempo de recuperación no puede ser el mismo, de hecho en un día eres capaza de correr varias veces los 100metros, pero no dos maratones.

Por ello, y siguiendo con la comparativa deportiva, vemos claro que un deportista necesita tratamientos de recuperación, verdad???entonces, a los que padecemos stress no necesitaríamos de tratamientos de recuperación??

El 60% de las bajas laborales son causadas por el stress, http://cincodias.com/cincodias/2010/06/03/economia/1275701015_850215.html, no debieramos cuidarnos???

El stress es responsable de: cervicalgias, dorsalgias y lumbalgias, ciaticas, palpitaciones y fallos cardíacos, insomnio, cambios de humor,…cuidate que la vida son dos días; no la hagas más corta.