¿Cómo podemos hacer para mantenernos calientes el mayor tiempo posible en días de frío o en momentos de supervivencia? Lo que voy a contar no es nada nuevo, solo quiero explicarlo desde un punto de vista no de supervivencia o de lo que nos pide el cuerpo, sino desde la explicación ancestral que llevan contando en la cultura china desde unos 1500 años antes de cristo. Según la cultura china contada por medio de la medicina tradicional china el cuerpo es un cúmulo de energías provenientes de la respiración y de los alimentos, mezclada con la genética heredada y las alteraciones con el medio. Las energías o el Qi son más fuertes en las manos y en los pies, es por ello que la acupuntura hace uso de estos puntos distales ya que son los puntos donde más sencillo es moldear o actuar sobre el Qi. Por ello, y siendo los puntos del cuerpo más importantes es fácil pensar que la energía se puede perder o se pueda conseguir por medio de esos puntos y por ello, concluir que las zonas más importantes para no perder calor o para calentar el cuerpo entero pasa por el calentar de manos y pies, bien sea con hogueras, guantes calcetines…

A pesar de este evidente hacer, existe un punto en el cuerpo que tontamente no calentamos cuando tenemos frío en una estufa o una hoguera. Ese punto que se llama Du Mai 4 está localizado en el centro de la columna vertebral a nivel de la segunda vértebra lumbar o L2. Es un punto importantísimo en patologías de estancamientos o falta de Qi y por ello, animaros a que probéis la próxima vez que os de por calentaros en una hoguera, estufa o chimenea a darle la espalda colocando las manos detrás de la espalda. Ya veréis como os calentáis rápidamente.