La punción seca es una técnica concreta dentro del abordaje de las patologías de origen miofascial, están dirigidas al tratamiento de los puntos gatillo. Estos tienen ese nombre debido a que a la presión «disparan» dolor, no solo en el punto de presión sino que también a distancia, como dolor referido.

El abordaje del punto se realiza con agujas de acupuntura, que aunque el mercado ofrezca unas agujas concretas, la aguja a escoger debe ser de tamaño acorde al músculo a punturar (no es lo mismo músculos superficiales que músculos profundos).

Es una técnica semi-invasiva ya que por medio de la punción se busca romper fibras musculares liberando la presión que soportan el nervio, la arteria y la vénula al exceso de contracción de fibras concretas de un músculo. No se usan medicamentos ni suero ni nada parecido, de ahí su nombre «seco», punción seca.

A continuación un vídeo demostrativo de la técnica, realizada a un sujeto con elevado tono muscular («sobrecarga» en el argot normal) en el recto anterior del cuádriceps. Es una técnica dolorosa en la punción exacta de la fibra contraida, del mismo modo que presionamos con los dedos, pero de forma más súbita y concisa al penetrar repetidas veces una aguja filiforme de manera rápida.

http://www.youtube.com/watch?v=QmUCxytJjY8